Pedro Fernández Concha


Trayectoria Parlamentaria
Diputado propietario 1885- 1888
Santiago
Diputado Propietario 1876- 1879
Castro
Antecedentes Personales
Nombre: Pedro Fernández Concha Pedro Fernández Concha
Nacimiento: 27 de Octubre de 1828
Santiago, Chile
Fallecimiento: 14 de Julio de 1913
Santiago, Chile


Nació en Santiago, Chile, el 27 de octubre de 1828; hijo de Pedro Fernández Recio y Rosa de Santiago Concha y de la Cerda. Hermano del sacerdote y ex diputado propietario, don Rafael, y del ex senador, don Domingo Fernández Concha.

Se casó en la Catedral de Santiago, el 16 de marzo de 1862, con su prima limeña, Carmen de Santiago Concha Vásquez de Acuña.

Estudió en el Instituto Nacional y terminadas las humanidades pretendió irse a California, en la época de la fiebre del oro, pero su padre lo convenció y se quedó; se fue a Copiapó, donde su tía Mercedes de Santiago Concha, casada con el minero José María Gallo.

Miembro del Partido Conservador; fue electo vicepresidente de la Asamblea, el 25 de diciembre de 1885; en 1878 fue delegado de Copiapó y Caldera, a la Primera Convención Nacional de su Partido. Organizador de la Segunda Convención Nacional, 25 de diciembre de 1885, en la qu fue delegado por Chillán y vicepresidente. De esta Convención resultó electo presidente del Paretido. Miembro de la Junta Ejecutiva del mismo, en 1890-1891.

Después del motín de 1851, llegaron a Copiapó algunos relegados y entre ellos su amigo Manuel Bilbao, hermano de Francisco. Poco después de su llegada, se declaró la revolución de La Serena, y su amigo Manuel quiso sumarse a ella. le facilitó un caballo y lo acompañó hasta el cruce del camino que iba a Huasco y a Coquimbo. La minería había hecho de esta ciudad un centro de riqueza y refinamiento, y por lo tanto, era conservador y gobiernista. Pese a haber caído en la revolución, el triunfo gubernativo les devolvió la tranquilidad. Don Pedro vivió en su residencia de la plaza, frente a la iglesia matriz, los desórdenes de la ocupación hasta enero de 1852, fecha en que se recuperó la ciudad.

En 1857 fue nombrado gobernador de Caldera, que en la época era un puerto activo, con gran movimiento de naves que cargaban cobre y plata y dejaban carbón y mercancías para el comercio; debió controlar el abuso de los ediles con los fondos de la rica municipalidad.

Durante la revolución de enero de 1859 fue apresado y luego dejado en libertad; destituído por los revolucionarios de su cargo, fue a ocultarse, primero al vecino mineral de José Domingo Tagle y luego al de Constancio García. Una semana más tarde volvió a Caldera, ya en poder de las fuerzas del gobierno y reasumió su puesto de gobernador, del que pasó a intendente de Atacama, a fines del mismo mes de enero; permaneció en el cargo hasta el 24 de octubre de 1861, fecha en que se le aceptó la renuncia.

Cuando regresó a Santiago se casó y se fueron en viaje a Lima, donde don Pedro se encontró nuevamente con su amigo Manuel Bilbao, entonces muy bien económica y socialmente. También estuvo con la Legación Chilena al Congreso Americano de 1964, presidida por Manuel Montt e integrada por Ignacio Zenteno y los jóvenes Julio Zegers y José Manuel Balmaceda. Regresó a Santiago en 1865. Y este mismo año estuvo entre los fundadores del Banco Garantizador de Valores, del que por muchos años fue consejero y presidente.

Además de ser hombre público, se dedicó a las actividades agrícolas e industriales.

En 1872, fue socio fundador de la Compañía de Quintero para contruír desde ahí un ramal de ferrocarril que empalmara con el de santiago; al año siguiente entró a la sociedad Ferrería Nacional, para traficar con artículos de fierro; y cuatro meses más tarde, a la Compañía Explotadoa de Quillai. En 1879 adquirió de la sucesión de su suegra La Hacienda Las Condes, el Fundo San Pascual, y en 1900, Lo Fontecilla. Todos en la precordillera próximo a Santiago. Fue uno de los primeros alcaldes, de la recién creada comuna de Las Condes, por Decreto de 26 de agosto de 1901.

Fue electo diputado propietario, en representación del Partido Conservador, por "Castro", período 1876-1879.

Electo diputado propietario por "Santiago", período 1885-1888.

En 1891 no participó en la revolución contra el presidente Balmaceda.

Consejero y presidente del Club Domingo Fernández Concha, al que benefició económicamente.

Fue un gran benefactor; ayudó a su hermana Rosario para que estableciera la Congregación El Buen Pastor, en 1884, y su colegio "Rosa de Santiago Concha"; también la ayudó a financiar la construcción de la Iglesia de San Pedro, en la calle de Las Claras, actual Mac-Iver. De su chacra El Carmen, donó terrenos a la misma Congregación, para una casa Correccional de Mujeres. Y otros, a las Hermanitas de los Pobres; contribuyó a la construcción de casa y capilla del Oratorio Festivo don Bosco en calle San Isidro; entregó a los Franciscanos el terreno para el Patronato San Antonio y otro próximo a los escolapios.

Falleció en Santiago, Chile, el 14 de julio de 1913.

Reseña Biográfica Parlamentaria

Pedro Fernández Concha

Nació en Santiago, Chile, el 27 de octubre de 1828; hijo de Pedro Fernández Recio y Rosa de Santiago Concha y de la Cerda. Hermano del sacerdote y ex diputado propietario, don Rafael, y del ex senador, don Domingo Fernández Concha.

Se casó en la Catedral de Santiago, el 16 de marzo de 1862, con su prima limeña, Carmen de Santiago Concha Vásquez de Acuña.

Estudió en el Instituto Nacional y terminadas las humanidades pretendió irse a California, en la época de la fiebre del oro, pero su padre lo convenció y se quedó; se fue a Copiapó, donde su tía Mercedes de Santiago Concha, casada con el minero José María Gallo.

Miembro del Partido Conservador; fue electo vicepresidente de la Asamblea, el 25 de diciembre de 1885; en 1878 fue delegado de Copiapó y Caldera, a la Primera Convención Nacional de su Partido.
Organizador de la Segunda Convención Nacional, 25 de diciembre de 1885, en la qu fue delegado por Chillán y vicepresidente. De esta Convención resultó electo presidente del Paretido.
Miembro de la Junta Ejecutiva del mismo, en 1890-1891.

Después del motín de 1851, llegaron a Copiapó algunos relegados y entre ellos su amigo Manuel Bilbao, hermano de Francisco. Poco después de su llegada, se declaró la revolución de La Serena, y su amigo Manuel quiso sumarse a ella. le facilitó un caballo y lo acompañó hasta el cruce del camino que iba a Huasco y a Coquimbo.
La minería había hecho de esta ciudad un centro de riqueza y refinamiento, y por lo tanto, era conservador y gobiernista. Pese a haber caído en la revolución, el triunfo gubernativo les devolvió la tranquilidad. Don Pedro vivió en su residencia de la plaza, frente a la iglesia matriz, los desórdenes de la ocupación hasta enero de 1852, fecha en que se recuperó la ciudad.

En 1857 fue nombrado gobernador de Caldera, que en la época era un puerto activo, con gran movimiento de naves que cargaban cobre y plata y dejaban carbón y mercancías para el comercio; debió controlar el abuso de los ediles con los fondos de la rica municipalidad.

Durante la revolución de enero de 1859 fue apresado y luego dejado en libertad; destituído por los revolucionarios de su cargo, fue a ocultarse, primero al vecino mineral de José Domingo Tagle y luego al de Constancio García. Una semana más tarde volvió a Caldera, ya en poder de las fuerzas del gobierno y reasumió su puesto de gobernador, del que pasó a intendente de Atacama, a fines del mismo mes de enero; permaneció en el cargo hasta el 24 de octubre de 1861, fecha en que se le aceptó la renuncia.

Cuando regresó a Santiago se casó y se fueron en viaje a Lima, donde don Pedro se encontró nuevamente con su amigo Manuel Bilbao, entonces muy bien económica y socialmente. También estuvo con la Legación Chilena al Congreso Americano de 1964, presidida por Manuel Montt e integrada por Ignacio Zenteno y los jóvenes Julio Zegers y José Manuel Balmaceda.
Regresó a Santiago en 1865. Y este mismo año estuvo entre los fundadores del Banco Garantizador de Valores, del que por muchos años fue consejero y presidente.

Además de ser hombre público, se dedicó a las actividades agrícolas e industriales.

En 1872, fue socio fundador de la Compañía de Quintero para contruír desde ahí un ramal de ferrocarril que empalmara con el de santiago; al año siguiente entró a la sociedad Ferrería Nacional, para traficar con artículos de fierro; y cuatro meses más tarde, a la Compañía Explotadoa de Quillai.
En 1879 adquirió de la sucesión de su suegra La Hacienda Las Condes, el Fundo San Pascual, y en 1900, Lo Fontecilla. Todos en la precordillera próximo a Santiago.
Fue uno de los primeros alcaldes, de la recién creada comuna de Las Condes, por Decreto de 26 de agosto de 1901.

Fue electo diputado propietario, en representación del Partido Conservador, por "Castro", período 1876-1879.

Electo diputado propietario por "Santiago", período 1885-1888.

En 1891 no participó en la revolución contra el presidente Balmaceda.

Consejero y presidente del Club Domingo Fernández Concha, al que benefició económicamente.

Fue un gran benefactor; ayudó a su hermana Rosario para que estableciera la Congregación El Buen Pastor, en 1884, y su colegio "Rosa de Santiago Concha"; también la ayudó a financiar la construcción de la Iglesia de San Pedro, en la calle de Las Claras, actual Mac-Iver. De su chacra El Carmen, donó terrenos a la misma Congregación, para una casa Correccional de Mujeres. Y otros, a las Hermanitas de los Pobres; contribuyó a la construcción de casa y capilla del Oratorio Festivo don Bosco en calle San Isidro; entregó a los Franciscanos el terreno para el Patronato San Antonio y otro próximo a los escolapios.

Falleció en Santiago, Chile, el 14 de julio de 1913.

Ficha parlamentaria - Pedro Fernández Concha