José Agustín Boza Lillo


Trayectoria Parlamentaria
Diputado 1918- 1921
Llanquihue y Carelmapu
Diputado 1912- 1915
Osorno
Antecedentes Personales
Nombre: José Agustín Boza Lillo José Agustín Boza Lillo
Nacimiento: de 1860
Santiago (San Bernardo)
Fallecimiento: 23 de Agosto de 1941
Santiago
Profesión: Abogado


Nació en Santiago (San Bernardo), el año 1860. Fueron sus padres José Boza Patiño y María Ana Lillo Mardones, hermana del poeta Eusebio Lillo.

Se casó con Ema Barroso del Villar y tuvieron tres hijos.

Hizo sus primeros estudios en el Colegio de don Crisólogo Fredes y en el Santo Tomás de Aquino. Terminó humanidades en el Instituto Nacional y posteriormente ingresó a la Universidad del Estado, graduándose de abogado en junio de 1883.

Perteneció siempre al Partido Liberal Democrático. Dentro de su Partido fue Director y Miembro de la Junta Ejecutiva.

Fue un funcionario que desempeñó gran número de puestos en su larga carrera administrativa, municipal y parlamentaria.

Amante de la instrucción popular, fundó, en unión con los señores Francisco Antonio Pinto, Julio Bañados Espinoza, Agustín del Río, Alberto Arteaga, Antonio Varas, Alcibíades Roldán y otros, la "Sociedad Literaria" que sostuvo las escuelas nocturnas denominadas "Escuela Gutenberg", "Abraham Lincoln" y "América" y el periódico "El pensamiento".

En el año 1880 fue nombrado oficial del Ministerio de Marina; oficial de partes, en 1883; jefe de sección en 1884 y en 1885, oficial mayor del mismo Ministerio.

En 1886, cuando se inauguró el Gobierno del Presidente José Manuel Balmaceda, tuvo que abandonar la carrera administrativa, debido a que su tío Eusebio Lillo, impidió que se le nombrara sub-secretario de Estado, que le correspondía por ascenso en el departamento de Marina, evitando que se dijera que era un acto de nepotismo. Al abandonar el Ministerio, el Presidente lo nombró Intendente de Valdivia, puesto que no aceptó.

Una vez retirado Eusebio Lillo del Ministerio de Marina, el Presidente Balmaceda lo llamó nuevamente al servicio de su administración, ésta vez, nombrándolo Gobernador de Los Andes, lugar de residencia de su familia. En su caracter de Gobernador le cupo la suerte de inaugurar la construcción del ferrocarril trasandino. Dejó establecidas, durante su gobierno, dos escuelas públicas modelos, la cárcel y el edificio de la Gobernación. Al abandonar su puesto, los vecinos le obsequiaron un reloj y una medalla de oro.

En 1889 fue Intendente Interino de Aconcagua. En el mismo año se le nombró en propiedad para la provincia del Maule, cargo en que le tocó iniciar los trabajos de la construcción de la línea que une Cauquenes con la línea central en Parral; Incició también los trabajos de dotación de agua potable a la capital de la provincia, la construcción de un liceo, dos escuelas modelos y la cárcel.

En 1891 fue llamado por el Presidente Balmaceda, en unión de Luis Antonio Vergara, Guillermo Rivera, Guillermo Pinto Aguero, Emilio Bello Codesido, Alvaro Casanova, Isidoro Vásquez Grille, Alfredo Prieto Zenteno, Juan del Sol y otros, con el fin de resguardar su persona.

Triunfante la Revolución de 1891, el Sr. Boza Lillo se trasladó a Buenos Aires, expatriado. Con la "Ley de Amnistía" regresó al país.

Después se dedicó a la industria de la molinería en el Fundo "Mariscal" de su tío Eusebio Lillo y al volver a Santiago fue electo municipal de ésta ciudad en marzo de 1894, por el Partido Liberal Democrático y se le designó segundo Alcalde. En ese puesto de municipal dejó aceptada un serie de medidas administrativas y cuando ocupó el puesto de primer Alcalde, por enfermedad del titular, procuró reorganizar la Contabilidad y Tesorería Municipal y habría conseguido su objetivo, de no haberse presentado un reclamo en su contra, para alejarlo de la Corporación. Se buscó el pretexto de que no podía ser municipal porque había perdido la residencia a causa de haber sido Intendente del Maule. El Alcalde Boza no hizo defensa. El fallo le fue adverso y tuvo que salir de la Municipalidad.

En esta época era secretario del Partido Liberal Democrático, en compañía de don Efraín Vásquez Guarda y durante el destierro del directorio Balmacedista a Copiapó, trabajaron escondidos y variando constantemente de domicilios.

Elegido Presidente de la República don Federico Errázuriz Echaurren en 1886, se lo nombró para la subsecretaría del Ministerio de Justicia e Instrucción Pública, a pedido de don Adolfo Ibáñez, ministro de esa Cartera en aquel entonces. Agustín Boza puso como condición para entrar, tener a su lado a uno de los secretarios del Partido. En la subsecretaría mencionada sirvió con tesón, hasta que renunció al empleo para hacerse cargo de una propiedad rural de sus antepasados a 7 kilómetros de Santiago, en el "Llano de Maipo", consagrándose desde entonces a las faenas agrícolas y dedicando su actividad al mejoramiento y cultivo de su fundo.

En octubre de 1910 fue elegido elector del Presidente de la República por Santiago.

En 1912 fue electo diputado por el Departamento de Osorno, para el periodo 1912-1915. En este periodo fue miembro de la Comisión Mixta de Presupuestos y de la Comisión de Elecciones. Fue reelegido diputado para el periodo 1918-1921, pero esta vez, por Llanquihue, Carelmapu.

Fue socio del Club de La Unión y del Club de Septiembre.

Terminado su mandato legislativo se retiró a la vida privada, aunque figuró siempre en la guardia activa de su partido.

En 1922, residía en Quillota por razones de salud y la municipalidad de Santiago, sin consultarlo, le concedió el puesto de administrador del Teatro Municipal, donde se dedicó a hacer inventario general de sus existencias. Bajo la administración del intendente de la junta de vecinos, Luis Phillips, se le nombró director general de subsistencias, cargo en el que le tocó intervenir en la construcción, inauguración y funcionamiento de las Vegas oriente y poniente y de los submercados municipales.

En la reorganización de los servicios municipales de Santiago, iniciada por el intendente Manuel Salas Rodríguez en septiembre de 1927, fue nombrado director del Departamento de Control, creado en el Decreto reorganizador de las oficinas municipales.

No ejerció la profesión de abogado porque no le agradaba. En realidad su vocación era medicina, profesión a la que quería dedicarse, pero no fue posible, porque no era del agrado de sus padres.

Dejó de existir en Santiago, el 23 de agosto de 1941.

Reseña Biográfica Parlamentaria

José Agustín Boza Lillo

Nació en Santiago (San Bernardo), el año 1860. Fueron sus padres José Boza Patiño y María Ana Lillo Mardones, hermana del poeta Eusebio Lillo.

Se casó con Ema Barroso del Villar y tuvieron tres hijos.

Hizo sus primeros estudios en el Colegio de don Crisólogo Fredes y en el Santo Tomás de Aquino. Terminó humanidades en el Instituto Nacional y posteriormente ingresó a la Universidad del Estado, graduándose de abogado en junio de 1883.

Perteneció siempre al Partido Liberal Democrático. Dentro de su Partido fue Director y Miembro de la Junta Ejecutiva.

Fue un funcionario que desempeñó gran número de puestos en su larga carrera administrativa, municipal y parlamentaria.

Amante de la instrucción popular, fundó, en unión con los señores Francisco Antonio Pinto, Julio Bañados Espinoza, Agustín del Río, Alberto Arteaga, Antonio Varas, Alcibíades Roldán y otros, la "Sociedad Literaria" que sostuvo las escuelas nocturnas denominadas "Escuela Gutenberg", "Abraham Lincoln" y "América" y el periódico "El pensamiento".

En el año 1880 fue nombrado oficial del Ministerio de Marina; oficial de partes, en 1883; jefe de sección en 1884 y en 1885, oficial mayor del mismo Ministerio.

En 1886, cuando se inauguró el Gobierno del Presidente José Manuel Balmaceda, tuvo que abandonar la carrera administrativa, debido a que su tío Eusebio Lillo, impidió que se le nombrara sub-secretario de Estado, que le correspondía por ascenso en el departamento de Marina, evitando que se dijera que era un acto de nepotismo. Al abandonar el Ministerio, el Presidente lo nombró Intendente de Valdivia, puesto que no aceptó.

Una vez retirado Eusebio Lillo del Ministerio de Marina, el Presidente Balmaceda lo llamó nuevamente al servicio de su administración, ésta vez, nombrándolo Gobernador de Los Andes, lugar de residencia de su familia.
En su caracter de Gobernador le cupo la suerte de inaugurar la construcción del ferrocarril trasandino. Dejó establecidas, durante su gobierno, dos escuelas públicas modelos, la cárcel y el edificio de la Gobernación.
Al abandonar su puesto, los vecinos le obsequiaron un reloj y una medalla de oro.

En 1889 fue Intendente Interino de Aconcagua. En el mismo año se le nombró en propiedad para la provincia del Maule, cargo en que le tocó iniciar los trabajos de la construcción de la línea que une Cauquenes con la línea central en Parral; Incició también los trabajos de dotación de agua potable a la capital de la provincia, la construcción de un liceo, dos escuelas modelos y la cárcel.

En 1891 fue llamado por el Presidente Balmaceda, en unión de Luis Antonio Vergara, Guillermo Rivera, Guillermo Pinto Aguero, Emilio Bello Codesido, Alvaro Casanova, Isidoro Vásquez Grille, Alfredo Prieto Zenteno, Juan del Sol y otros, con el fin de resguardar su persona.

Triunfante la Revolución de 1891, el Sr. Boza Lillo se trasladó a Buenos Aires, expatriado. Con la "Ley de Amnistía" regresó al país.

Después se dedicó a la industria de la molinería en el Fundo "Mariscal" de su tío Eusebio Lillo y al volver a Santiago fue electo municipal de ésta ciudad en marzo de 1894, por el Partido Liberal Democrático y se le designó segundo Alcalde.
En ese puesto de municipal dejó aceptada un serie de medidas administrativas y cuando ocupó el puesto de primer Alcalde, por enfermedad del titular, procuró reorganizar la Contabilidad y Tesorería Municipal y habría conseguido su objetivo, de no haberse presentado un reclamo en su contra, para alejarlo de la Corporación. Se buscó el pretexto de que no podía ser municipal porque había perdido la residencia a causa de haber sido Intendente del Maule. El Alcalde Boza no hizo defensa. El fallo le fue adverso y tuvo que salir de la Municipalidad.

En esta época era secretario del Partido Liberal Democrático, en compañía de don Efraín Vásquez Guarda y durante el destierro del directorio Balmacedista a Copiapó, trabajaron escondidos y variando constantemente de domicilios.

Elegido Presidente de la República don Federico Errázuriz Echaurren en 1886, se lo nombró para la subsecretaría del Ministerio de Justicia e Instrucción Pública, a pedido de don Adolfo Ibáñez, ministro de esa Cartera en aquel entonces. Agustín Boza puso como condición para entrar, tener a su lado a uno de los secretarios del Partido. En la subsecretaría mencionada sirvió con tesón, hasta que renunció al empleo para hacerse cargo de una propiedad rural de sus antepasados a 7 kilómetros de Santiago, en el "Llano de Maipo", consagrándose desde entonces a las faenas agrícolas y dedicando su actividad al mejoramiento y cultivo de su fundo.

En octubre de 1910 fue elegido elector del Presidente de la República por Santiago.

En 1912 fue electo diputado por el Departamento de Osorno, para el periodo 1912-1915. En este periodo fue miembro de la Comisión Mixta de Presupuestos y de la Comisión de Elecciones.
Fue reelegido diputado para el periodo 1918-1921, pero esta vez, por Llanquihue, Carelmapu.

Fue socio del Club de La Unión y del Club de Septiembre.

Terminado su mandato legislativo se retiró a la vida privada, aunque figuró siempre en la guardia activa de su partido.

En 1922, residía en Quillota por razones de salud y la municipalidad de Santiago, sin consultarlo, le concedió el puesto de administrador del Teatro Municipal, donde se dedicó a hacer inventario general de sus existencias.
Bajo la administración del intendente de la junta de vecinos, Luis Phillips, se le nombró director general de subsistencias, cargo en el que le tocó intervenir en la construcción, inauguración y funcionamiento de las Vegas oriente y poniente y de los submercados municipales.

En la reorganización de los servicios municipales de Santiago, iniciada por el intendente Manuel Salas Rodríguez en septiembre de 1927, fue nombrado director del Departamento de Control, creado en el Decreto reorganizador de las oficinas municipales.

No ejerció la profesión de abogado porque no le agradaba. En realidad su vocación era medicina, profesión a la que quería dedicarse, pero no fue posible, porque no era del agrado de sus padres.

Dejó de existir en Santiago, el 23 de agosto de 1941.

Ficha parlamentaria - José Agustín Boza Lillo