Enrique Bravo Ortiz


Trayectoria Parlamentaria
Senador 1937- 1945
Antecedentes Personales
Nombre: Enrique Bravo Ortiz Enrique Bravo Ortiz
Nacimiento: 27 de Enero de 1878
San Carlos
Fallecimiento: 22 de Abril de 1967
Profesión: Militar, General de brigada


Nació en San Carlos, el 27 de enero de 1878, hijo de José Bravo y Enriqueta Ortiz.

Sus estudios los hizo en el Liceo de Chillán, y posteriormente en la Escuela Militar, donde egresó en 1895. Fue alumno de la Academia de Guerra del Ejército entre 1903 y 1906. Viajó a Italia integrando el ejército de ese país, entre los años 1907 a 1910. Se retiró definitivamente de la institución castrense en 1926, alcanzando el grado de general de brigada. Fue agregado militar en Italia (1916-19), y en España (1921-24); también se desempeñó como profesor de Táctica en la Escuela Militar y profesor auxiliar de la misma asignatura en la Academia de Guerra.

En la administración pública fue Intendente de Tarapacá (1925-26) y ese mismo año Intendente de Antofagasta, hasta abril de 1926. Fue presidente del Consejo del diario La Nación. Ministro de Guerra, desde agosto a septiembre de 1931, en el gobierno de Juan Esteban Montero Perteneció al Partido Social Republicano, entre los años 1931 y 1935, siendo uno de sus fundadores, ocupando los cargos, en 1931, de vicepresidente y presidente, una vez que el dirigente Horacio Hevia Labbé, asumió como Ministro del Interior.

Posteriormente, integró las filas del Partido Liberal. Fue miembro del Comité Revolucionario que trabajó en el extranjero para provocar la salida del Presidente Carolos Ibáñez del Campo.

Senador en representación del Partido Liberal, por Valparaíso y Aconcagua en el periodo de 1932 a 1937, y reelegido en segundo periodo de 1937 a 1945. Durante su segundo periodo asumió la presidencia del Senado, desde junio 1939 a mayo de 1941. Miembro de las comisiones de Defensa Nacional y de Policía, de Relaciones Exteriores y comisión mixta de Presupuestos.

Cabe mencionar “su permanente preocupación por las necesidades de las provincias de Valparaíso y Aconcagua; por la situación económica de los funcionarios públicos y, muy especialmente, de los personales de las fuerzas Armadas y ex combatientes de la Guerra del Pacífico; por el fomento de la educación física y los deportes; por lo problemas internacionales de Chile; por la disciplina militar; por las necesidades de las fuerzas de las Defensa Nacional y por el triunfo de sus principios democráticos.”

Entre sus obras destacan: A mis camaradas del Ejército y de la Armada de Chile, (16 págs.) y Complicidad de la masonería chilena con la tiranía de Ibáñez (30 págs.), ambas editadas en Buenos Aires, en 1930. Posteriormente, en 1942, publicó en Santiago: Dos discursos sobre la posición internacional de Chile, pronunciados en el Senado de la República el 24 de Noviembre de 1942, (29 págs.).

Obtuvo las siguientes condecoraciones: Caballero de la Orden de la Corona de Italia (1911); Cruz de 2° clase del mérito militar concedida por el Rey de España (1925). Estrellas de Plata y Oro por 20 y 30 años de servicios en el Ejército.

Murió el 22 de julio de 1966, a los 88 años de edad.

Reseña Biográfica Parlamentaria

Enrique Bravo Ortiz

Nació en San Carlos, el 27 de enero de 1878, hijo de José Bravo y Enriqueta Ortiz.

Sus estudios los hizo en el Liceo de Chillán, y posteriormente en la Escuela Militar, donde egresó en 1895. Fue alumno de la Academia de Guerra del Ejército entre 1903 y 1906. Viajó a Italia integrando el ejército de ese país, entre los años 1907 a 1910. Se retiró definitivamente de la institución castrense en 1926, alcanzando el grado de general de brigada. Fue agregado militar en Italia (1916-19), y en España (1921-24); también se desempeñó como profesor de Táctica en la Escuela Militar y profesor auxiliar de la misma asignatura en la Academia de Guerra.

En la administración pública fue Intendente de Tarapacá (1925-26) y ese mismo año Intendente de Antofagasta, hasta abril de 1926. Fue presidente del Consejo del diario La Nación. Ministro de Guerra, desde agosto a septiembre de 1931, en el gobierno de Juan Esteban Montero Perteneció al Partido Social Republicano, entre los años 1931 y 1935, siendo uno de sus fundadores, ocupando los cargos, en 1931, de vicepresidente y presidente, una vez que el dirigente Horacio Hevia Labbé, asumió como Ministro del Interior.

Posteriormente, integró las filas del Partido Liberal. Fue miembro del Comité Revolucionario que trabajó en el extranjero para provocar la salida del Presidente Carolos Ibáñez del Campo.

Senador en representación del Partido Liberal, por Valparaíso y Aconcagua en el periodo de 1932 a 1937, y reelegido en segundo periodo de 1937 a 1945. Durante su segundo periodo asumió la presidencia del Senado, desde junio 1939 a mayo de 1941. Miembro de las comisiones de Defensa Nacional y de Policía, de Relaciones Exteriores y comisión mixta de Presupuestos.

Cabe mencionar “su permanente preocupación por las necesidades de las provincias de Valparaíso y Aconcagua; por la situación económica de los funcionarios públicos y, muy especialmente, de los personales de las fuerzas Armadas y ex combatientes de la Guerra del Pacífico; por el fomento de la educación física y los deportes; por lo problemas internacionales de Chile; por la disciplina militar; por las necesidades de las fuerzas de las Defensa Nacional y por el triunfo de sus principios democráticos.”

Entre sus obras destacan: A mis camaradas del Ejército y de la Armada de Chile, (16 págs.) y Complicidad de la masonería chilena con la tiranía de Ibáñez (30 págs.), ambas editadas en Buenos Aires, en 1930. Posteriormente, en 1942, publicó en Santiago: Dos discursos sobre la posición internacional de Chile, pronunciados en el Senado de la República el 24 de Noviembre de 1942, (29 págs.).

Obtuvo las siguientes condecoraciones: Caballero de la Orden de la Corona de Italia (1911); Cruz de 2° clase del mérito militar concedida por el Rey de España (1925). Estrellas de Plata y Oro por 20 y 30 años de servicios en el Ejército.

Murió el 22 de julio de 1966, a los 88 años de edad.

Ficha parlamentaria - Enrique Bravo Ortiz