Aníbal Pinto Garmendia


Trayectoria Parlamentaria
Senador suplente 1870- 1879
Diputado Propietario 1870- 1873
La Laja
Diputado Propietario 1867- 1870
Nacimiento
Diputado Propietario 1864- 1867
Chillán
Diputado Propietario 1855- 1858
Parral
Diputado Propietario 1852- 1855
Ovalle
Antecedentes Personales
Nombre: Aníbal Pinto Garmendia Aníbal Pinto Garmendia
Nacimiento: 15 de Marzo de 1825
Santiago, Chile
Fallecimiento: 9 de Junio de 1884
Valparaíso, Chile
Profesión: Agricultor, Político


Nació en Santiago, Chile, el 15 de marzo de 1825, en el seno de una familia de elevado nivel social y favorecida posición económica. Hijo del general y ex-presidente de la República, Francisco Antonio Pinto Díaz y su madre, una señora argentina, oriunda de Tucumán, Luisa de Garmendia y Aldunate. Su hermana Enriqueta, contrajo matrimonio con el general Manuel Bulnes Prieto, poco antes de que éste asumiera la primera magistratura de la Nación; a la vez, su cuñado Bulnes era sobrino del ex-presidente José Joaquín Prieto.

Se casó en noviembre de 1855 con Delfina Cruz y Zañartu, hija del general José María de la Cruz, primo de su cuñado Manuel Bulnes y dueño de grandes extensiones de tierra en Concepción. Tuvo siete hijos.

Hizo sus primeros estudios en el Colegio Argentino de Santiago y a los 14 años pasó al Instituto Nacional donde concluyó de bachiller; luego inició estudios de Derecho Romano con Andrés Bello y también de Filosofía. Desde muy joven adquirió el hábito de la lectura, logrando leer en latín, dominando el francés y con capacidad para traducir el inglés y el italiano. Sin embargo, nunca manifestó inclinación por las ciencias ni por el arte, por los negocios ni el pensamiento; tampoco fue escritor, ni maestro ni periodista; curiosamente no estaba en sus dotes naturales el ser político. Poseía una biblioteca que alcanzaba más de 2.000 volúmenes, lo que por aquel tiempo resultaba notable. Mantenía correspondencia con el Barón de Humbold, Courcelle Seneuil y otros sabios europeos.

Fue un liberal laico, y antireligioso; la frase que lo define claramente, en estos aspectos, es la siguiente: “Era Liberal por deber de su cuna, Conservador por temperamento, por carácter y por hábito, pero, además, tenía un violento sentimiento antireligioso”...

Su vida pública se inició en 1846, a los 20 años de edad, época en que viajó a Europa formando parte de la delegación enviada a la Santa Sede por el presidente Manuel Bulnes; fue nombrado oficial, y tres años después, secretario, de la Legación de Chile en Roma.

Más tarde, de regreso en Chile, en 1850, volvió a sus actividades privadas, las agrícolas y a la vez se dedicó a escribir crónicas en la prensa, especialmente en "El Ferrocarril". En virtud de sus dotes intelectuales fue incorporado como miembro de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad del Estado; el discurso para esta oportunidad fue publicado en los Anales de la Universidad y versó sobre el "método en filosofía", siguiendo las doctrinas cartesianas.

Fue electo diputado propietario por "Ovalle", período 1852-1855; integró la Comisión Permanente de Gobierno y Relaciones Exteriores.

Electo diputado propietario por "Parral", período 1855-1858; integró la Comisión Permanente de Hacienda e Industria. El 22 de noviembre de 1855 se incorporó su suplente, José Santiago Tagle Echeverría.

Dentro de su carrera política se desempeñó, en la Intendencia de Concepción, 1862-1867; donde desarrolló importantes obras públicas y dejó saneadas las finanzas. Una de sus ideas fundamentales era crear el Ferrocarril de Chillán a Concepción. También estableció hospitales, cárceles, escuelas y telégrafos; mejoró el servicio del matadero, cuarteles, correos y demás oficinas de su dependencia. Sirvió en el cargo hasta 1867.

Electo diputado propietario por "Chillán", período 1864-1867; integró la Comisión Permanente de Gobierno y Relaciones Exteriores.

Diputado propietario por "Nacimiento", período 1867-1870; no se incorporó hasta el 8 de octubre de 1867; el suplente fue don Santiago Guzmán.

Participó en el Congreso Constituyente de 1870, cuyo objetivo fue reformas a la Carta Fundamental.

Fue electo senador suplente, período 1870-1879 (Sexto suplente- Séptimo Suplente); se incorporó el 5 de septiembre de 1870. Integró la Comisión Permanente de Guerra y Marina. También había sido electo diputado propietario por "La Laja", pero optó por la senaturía. El período senatorial concluyó en 1876, en virtud de lo dispuesto en el Artículo 1° Transitorio de la Reforma Constitucional de 24 de octubre de 1874.

Fue nombrado ministro de Guerra y Marina, por el presidente don Federico Errázuriz Zañartu, por Decreto de 18 de septiembre de 1871; cargo que sivió desde el 28 de septiembre de 1871 hasta el 14 de abril de 1875, con algunos cortos intervalos, en que fue subrogado. En este cargo llevó a cabo algunas reformas de trascendencia, y dictó importantes Decretos en pro del progreso del ejército y la armada.

Su candidatura presidencial fue respaldada por la Convención de Liberales del Gobierno, Radicales y otros grupos. Previo a la elección presidencial hubo elecciones parlamentarias y municipales que se desarrollaron bajo el signo de una inusitada violencia verbal, que salpicó la vida pública de injurias y calumnias.

El 18 de septiembre de 1876 asumió la presidencia de la República, nombrando como jefe de su gabinete a don José Victorino Lastarria.

Durante su mandato se reformó la Constitución de 1833, y además, se inició el estudio de la Ley de Cementerios Laicos y se introdujeron fuertes modificaciones en la Ley de Elecciones y Municipalidades.

En este período se desencadenaron fuertes lluvias que destruyeron puentes y terraplenes de ferrocarriles, se afectaron las siembras, se cortaron los caminos y se fueron muchos ranchos ribereños. El Gobierno fue en auxilio de los damnificados, pero, en esa misma época un terremoto asoló las costas del Perú y desmanteló los puertos chilenos del norte y agrietó numerosos edificios.

Desde un punto de vista internacional se desencadenó una depresión económica en 1873, que alcanzó a Chile en 1876. Ello impulsó al Gobierno a proponer un Proyecto de Ley General de Impuesto a la Renta, la que fue rechazada por la Cámara de Diputados dejando sin instrumentos de financiación al Gobierno.

A pesar del espíritu reposado y pacifista del presidente Pinto, no pudo hacer nada más que firmar la declaratoria de guerra contra Perú y Bolivia, el 5 de abril de 1879; las circunstancias lo llevaron forzosamente y por razones más que justificadas, a declarar la guerra. Chile logró triunfar y los territorios de Tarapacá y Antofagasta se anexaron al territorio nacional, lo que ayudó a superar el déficit fiscal.

El presidente Pinto tuvo también problemas limítrofes con Argentina, debido a lo cual, en 1878 estuvo a punto de caer en un enfrentamiento armado.

En cuanto a educación se refiere, en la administración de Aníbal Pinto se permitió a la mujer proseguir sus estudios en la universidad.

Entregó el mando, el 18 de septiembre de 1881, al presidente electo, don Domingo Santa María González.

Después de tantos años de tensiones, rehusó aceptar nuevos cargos políticos. Sólo ansiaba la paz dentro de su hogar, el que estableció en una sencilla casa ubicada cerca de la plaza Victoria, en Valparaíso.

Miembro del directorio del Cuerpo de Bomberos de Santiago, y superintendente en 1884.

Su salud ya estaba un tanto resentida; y tres años más tarde, a la edad de 59 años, como consecuencia de una enfermedad cardiovascular falleció en su casa de Valparaíso, Chile, el 9 de junio de 1884.

Reseña Biográfica Parlamentaria

Aníbal Pinto Garmendia

Nació en Santiago, Chile, el 15 de marzo de 1825, en el seno de una familia de elevado nivel social y favorecida posición económica. Hijo del general y ex-presidente de la República, Francisco Antonio Pinto Díaz y su madre, una señora argentina, oriunda de Tucumán, Luisa de Garmendia y Aldunate.
Su hermana Enriqueta, contrajo matrimonio con el general Manuel Bulnes Prieto, poco antes de que éste asumiera la primera magistratura de la Nación; a la vez, su cuñado Bulnes era sobrino del ex-presidente José Joaquín Prieto.

Se casó en noviembre de 1855 con Delfina Cruz y Zañartu, hija del general José María de la Cruz, primo de su cuñado Manuel Bulnes y dueño de grandes extensiones de tierra en Concepción. Tuvo siete hijos.

Hizo sus primeros estudios en el Colegio Argentino de Santiago y a los 14 años pasó al Instituto Nacional donde concluyó de bachiller; luego inició estudios de Derecho Romano con Andrés Bello y también de Filosofía.
Desde muy joven adquirió el hábito de la lectura, logrando leer en latín, dominando el francés y con capacidad para traducir el inglés y el italiano. Sin embargo, nunca manifestó inclinación por las ciencias ni por el arte, por los negocios ni el pensamiento; tampoco fue escritor, ni maestro ni periodista; curiosamente no estaba en sus dotes naturales el ser político. Poseía una biblioteca que alcanzaba más de 2.000 volúmenes, lo que por aquel tiempo resultaba notable.
Mantenía correspondencia con el Barón de Humbold, Courcelle Seneuil y otros sabios europeos.

Fue un liberal laico, y antireligioso; la frase que lo define claramente, en estos aspectos, es la siguiente: “Era Liberal por deber de su cuna, Conservador por temperamento, por carácter y por hábito, pero, además, tenía un violento sentimiento antireligioso”...

Su vida pública se inició en 1846, a los 20 años de edad, época en que viajó a Europa formando parte de la delegación enviada a la Santa Sede por el presidente Manuel Bulnes; fue nombrado oficial, y tres años después, secretario, de la Legación de Chile en Roma.

Más tarde, de regreso en Chile, en 1850, volvió a sus actividades privadas, las agrícolas y a la vez se dedicó a escribir crónicas en la prensa, especialmente en "El Ferrocarril".
En virtud de sus dotes intelectuales fue incorporado como miembro de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad del Estado; el discurso para esta oportunidad fue publicado en los Anales de la Universidad y versó sobre el "método en filosofía", siguiendo las doctrinas cartesianas.

Fue electo diputado propietario por "Ovalle", período 1852-1855; integró la Comisión Permanente de Gobierno y Relaciones Exteriores.

Electo diputado propietario por "Parral", período 1855-1858; integró la Comisión Permanente de Hacienda e Industria. El 22 de noviembre de 1855 se incorporó su suplente, José Santiago Tagle Echeverría.

Dentro de su carrera política se desempeñó, en la Intendencia de Concepción, 1862-1867; donde desarrolló importantes obras públicas y dejó saneadas las finanzas. Una de sus ideas fundamentales era crear el Ferrocarril de Chillán a Concepción.
También estableció hospitales, cárceles, escuelas y telégrafos; mejoró el servicio del matadero, cuarteles, correos y demás oficinas de su dependencia. Sirvió en el cargo hasta 1867.

Electo diputado propietario por "Chillán", período 1864-1867; integró la Comisión Permanente de Gobierno y Relaciones Exteriores.

Diputado propietario por "Nacimiento", período 1867-1870; no se incorporó hasta el 8 de octubre de 1867; el suplente fue don Santiago Guzmán.

Participó en el Congreso Constituyente de 1870, cuyo objetivo fue reformas a la Carta Fundamental.

Fue electo senador suplente, período 1870-1879 (Sexto suplente- Séptimo Suplente); se incorporó el 5 de septiembre de 1870. Integró la Comisión Permanente de Guerra y Marina.
También había sido electo diputado propietario por "La Laja", pero optó por la senaturía.
El período senatorial concluyó en 1876, en virtud de lo dispuesto en el Artículo 1° Transitorio de la Reforma Constitucional de 24 de octubre de 1874.

Fue nombrado ministro de Guerra y Marina, por el presidente don Federico Errázuriz Zañartu, por Decreto de 18 de septiembre de 1871; cargo que sivió desde el 28 de septiembre de 1871 hasta el 14 de abril de 1875, con algunos cortos intervalos, en que fue subrogado.
En este cargo llevó a cabo algunas reformas de trascendencia, y dictó importantes Decretos en pro del progreso del ejército y la armada.

Su candidatura presidencial fue respaldada por la Convención de Liberales del Gobierno, Radicales y otros grupos. Previo a la elección presidencial hubo elecciones parlamentarias y municipales que se desarrollaron bajo el signo de una inusitada violencia verbal, que salpicó la vida pública de injurias y calumnias.

El 18 de septiembre de 1876 asumió la presidencia de la República, nombrando como jefe de su gabinete a don José Victorino Lastarria.

Durante su mandato se reformó la Constitución de 1833, y además, se inició el estudio de la Ley de Cementerios Laicos y se introdujeron fuertes modificaciones en la Ley de Elecciones y Municipalidades.

En este período se desencadenaron fuertes lluvias que destruyeron puentes y terraplenes de ferrocarriles, se afectaron las siembras, se cortaron los caminos y se fueron muchos ranchos ribereños.
El Gobierno fue en auxilio de los damnificados, pero, en esa misma época un terremoto asoló las costas del Perú y desmanteló los puertos chilenos del norte y agrietó numerosos edificios.

Desde un punto de vista internacional se desencadenó una depresión económica en 1873, que alcanzó a Chile en 1876. Ello impulsó al Gobierno a proponer un Proyecto de Ley General de Impuesto a la Renta, la que fue rechazada por la Cámara de Diputados dejando sin instrumentos de financiación al Gobierno.

A pesar del espíritu reposado y pacifista del presidente Pinto, no pudo hacer nada más que firmar la declaratoria de guerra contra Perú y Bolivia, el 5 de abril de 1879; las circunstancias lo llevaron forzosamente y por razones más que justificadas, a declarar la guerra.
Chile logró triunfar y los territorios de Tarapacá y Antofagasta se anexaron al territorio nacional, lo que ayudó a superar el déficit fiscal.

El presidente Pinto tuvo también problemas limítrofes con Argentina, debido a lo cual, en 1878 estuvo a punto de caer en un enfrentamiento armado.

En cuanto a educación se refiere, en la administración de Aníbal Pinto se permitió a la mujer proseguir sus estudios en la universidad.

Entregó el mando, el 18 de septiembre de 1881, al presidente electo, don Domingo Santa María González.

Después de tantos años de tensiones, rehusó aceptar nuevos cargos políticos. Sólo ansiaba la paz dentro de su hogar, el que estableció en una sencilla casa ubicada cerca de la plaza Victoria, en Valparaíso.

Miembro del directorio del Cuerpo de Bomberos de Santiago, y superintendente en 1884.

Su salud ya estaba un tanto resentida; y tres años más tarde, a la edad de 59 años, como consecuencia de una enfermedad cardiovascular falleció en su casa de Valparaíso, Chile, el 9 de junio de 1884.

Ficha parlamentaria - Aníbal Pinto Garmendia