Movimiento Nacional Socialista de Chile

Movimiento Nacional Socialista de Chile
Fecha de fundación 1932
Listado histórico
Sitios Webs
Enciclopedia Chilena
Reseña en Wikipedia

Movimiento Nacional Socialista de Chile. Movimiento político creado el 5 de abril de 1932 y extinto en 1938. Originado como un verdadero reflejo local de los partidos fascistas de Italia y nazistas de Alemania, fue fundado entre otros, por el abogado Jorge González Von Mareés y Carlos Keller.

En las elecciones parlamentarias de 1937, obtuvo tres diputados. En 1938 el MNSCH, junto a otras agrupaciones forma la Alianza Popular Libertadora, y apoya la candidatura de Carlos Ibáñez del Campo. A comienzos de 1939, el Movimiento Nacional Socialista de Chile, se reestructuró y tomó el nombre de Vanguardia Popular Socialista.

Contenido
Historia
Orígenes

En la década de los treinta, el mundo se vió fuertemente perturbado, producto de problemáticas económicas, políticas y sociales, que se trasformaron en el caldo de cultivo para la aparición de nuevas ideologías y movimientos políticos.

Nuestro país no fue la excepción, y el 5 de abril de 1932 se fundó el Movimiento Nacional Socialista de Chile (MNSCH). Sus orígenes se pueden encontrar en Europa. En aquella época, en Alemania e Italia nacieron movimientos con características totalitarias, donde el Estado se sobreponía absolutamente al individuo, y sólo existía un partido único, el Fascista. Además propugnaba el corporativismo en reemplazo de la democracia liberal, y el control estatal de las actividades económicas.

A similitud de estos movimientos, en nuestro país se fundó el MNSCH. Fue organizado por el abogado Jorge González Von Marées y el economista, sociólogo e historiador Carlos Keller, autor del controversial texto La Eterna crisis chilena, donde evidenció las consecuencias sociales, políticas, económicas y morales que atravesaba la sociedad chilena luego de la crisis económica mundial producida en 1929.

El día 5 de abril, reunidos en el estudio de abogado de González Von Marées, quienes asistieron, dieron como inaugurado el Movimiento Nacional Socialista de Chile, y en aquella ocasión se aprobó el primer programa político creado por Carlos Keller y se eligió de manera unánime a Jorge González Von Marées, como “Jefe” del MNSCH.

Principios programáticos

La base doctrinaria que rigió el accionar del MNSCH, fue de carácter totalitario y nacionalista. Desde sus inicios preconizó con vigor la necesidad de superar los divisionismos partidistas y clasistas para estructurar una nueva sociedad unificada, (…), la grandeza de Chile y el bienestar de la comunidad [1].

En su declaración de principios se definió como un movimiento político, no como un partido político, que tendía a organizar y unir a la opinión pública de Chile, que a su juicio se encontraba desorientada y dispersa. Asimismo, propendía a que el Estado tuviera la tuición completa de todas las actividades nacionales y que el individuo estuviese sometido al mismo.

Además se proclamó por sobre los partidos políticos tradicionales, sobre “izquierdas” y “derechas”, siendo su fin poder instaurar en Chile una democracia gremial representativa que facilite el asenso al poder de los más capaces, para así terminar de una vez y para siempre con la democracia liberal partidista viciada por el cohecho y la intervención electoral.

En defensa y difusión de lineamientos programáticos el partido publicó, una página los días martes y sábados en el diario de la tarde de El Imparcial. Más adelante publicó un periódico propio que se llamó Trabajo –publicado con motivo de la celebración de su primer aniversario, el 5 de abril de 1933. Tuvo una radio oficial, que se llamó la Radio Difusión Santa Lucía. Los análisis económicos, sociales y políticos se difundían a través de la revista Acción Chilena, dirigida por Carlos Keller.

Trayectoria histórica

Desde su fundación en abril de 1932, el MNSCH debió sortear un contexto adverso. Sus métodos, ideario y organización causaron reacciones de todos los sectores políticos, siendo atacado tanto como por los sectores de izquierda como por los de derecha. Esta situación se acrecentaba cuando los jóvenes militantes del movimiento nacionalsocialista salían con sus uniformes a las calles, causando alarma ante la población, y terminando estas protestas en enfrentamientos callejeros con los jóvenes del Partido Socialista.

Para poder medir su fuerza de alcancé, el movimiento celebró una gran concentración en el Teatro Iris de Santiago en septiembre de 1933. Como se suponía este meeting produjo desórdenes callejeros en los cuales hicieron su debut los grupos de choque (o brazo armado) del movimiento, las denominadas Tropas Nacistas de Asalto. Ante estos sucesos el Congreso no pudo mantenerse al margen, y el entonces diputado, Gabriel González Videla, presentó un proyecto en el que expuso la necesidad de que el gobierno resguardara la estabilidad del régimen constitucional, y ejerciera medidas capaces de terminar con la acción violenta de las Tropas Nacistas de Asalto.

Ante estos sucesos, el gobierno tomó medidas, prohibiendo los desfiles y el uso público del uniforme del movimiento. A pesar de las medidas tomadas, la violencia no se detuvo, es más, aumentó. Fue así como el 15 de noviembre de 1936 se vivió un grave incidente en la estación de Rancagua, cuando un grupo de jóvenes militantes del MNSCH venía de regreso a Santiago desde el sur, cuando en la estación de trenes de Rancagua, se enfrascaron en una rencilla con militantes del Frente Popular que se encontraban en dicho lugar. Producto de éste encuentro, se dio paso a un fuerte altercado, que incluyó gritos, piedrazas y balazos.

Como resultado de estos sucesos, la Cámara de Diputados aprobó por una unanimidad un proyecto que señalaba que:

“En presencia de los luctuosos y sangrientos sucesos provocados en reiteradas ocasiones por miembros armados del partido nacista y que han culminado con lo ocurrido el domingo último en Rancagua, la Cámara de Diputados acuerda presentar a S.E. el presidente de la República, la urgencia que existe de adoptar todas las medidas tendientes a sancionar efectivamente a los culpables y evitar la repetición de hechos de tal naturaleza[2].

Por otra parte, las autoridades del gobierno decretaron la prohibición de circular para el periódico Trabajo y se envió un oficio a la Cámara de Diputados, pidiendo urgencia para decretar la ley de seguridad interior del Estado. La respuesta del movimiento llegó por medio de un artículo titulado “En descubierto la farsa de Rancagua” publicado en el periódico Trabajo el 17 de marzo de 1937, donde declararon que todos los sucesos eran parte de una estrategia gubernamental para encontrar la justificación que amparara el declarar el estado de sitio, cosa que Arturo Alessandri precisaba hacía tiempo.

Se acercaban las elecciones presidenciales y la campaña presidencial se hizo mas intensa. Los partidos de izquierda agrupados en el Frente Popular, presentaron como candidato a Pedro Aguirre Cerda, mientras los partidos de derecha apoyaban la candidatura de Gustavo Ross Santa María, Ministro de Hacienda y continuador de legado de Alessandri.

La Alianza Popular Libertadora apoyaba a Carlos Ibáñez del Campo, quien había retornado desde Argentina en mayo de 1937. El Movimiento Nacional socialista formaba parte de esta coalición, y como tal apoyo su candidatura. El día 12 de octubre de ese mismo año, durante la realización del Primer Congreso General de Nacional Socialismo proclamaron oficialmente como su candidato a Ibáñez.

Este movimiento intervino en los acontecimientos que se produjeron 5 de septiembre de 1938, conocido posteriormente como la Matanza del Seguro Obrero, en la que fueron asesinados 61 jóvenes, especialmente universitarios, que pertenecían al movimiento. Los sangrientos sucesos, además de la detención del líder nacionalsocialista, Jorge González Von Marées, complicaron la situación del movimiento. González Von Marées, presentó su renuncia, negando toda responsabilidad en los hechos de Carlos Ibañez del Campo. A pesar de esto, la candidatura de Ibáñez perdió toda legitimidad y los participantes de la Alianza Popular Libertadora, además de los militantes del MNSCH se unieron a la candidatura del Frente Popular, siendo electo luego presidente Pedro Aguirre Cerda.

Terminadas las elecciones, el movimiento se reestructuró, pero finalmente en septiembre de 1938 pasó a denominarse Vanguardia Popular Socialista.

Organización del partido

El Movimiento Nacional Socialista de Chile, al igual que los movimientos fascistas europeos, se caracterizó por una estructura organizacional jerárquica fuerte y militarizada. Tuvo como premisa principal el orden y la disciplina, siendo su autoridad máxima el “Jefe”, quien era el encargado de reglamentar las orientaciones políticas, sociales y económicas del movimiento, además diseccionaba el rumbo ideológico y práctico del movimiento.

Existía además, un Consejo Nacista, consultivo del jefe, integrado por diez miembros electos por él. Otro estamento era el Comité Directivo, formado por los Directores de los seis departamentos. Los departamentos fueron:

“Departamento de Preparación (PR): se ocupa de los fundamentos de la doctrina nacista y su divulgación por medio de folletos, conferencias y libros. Bajo su dirección está la Biblioteca Nacista;

Departamento de Provincias (P): dirige los distintos núcleos nacistas del país, (…). Su función es uniformar la organización nacista en provincias, (…), debe organizar y dirigir un “Servicio de Agentes Secretos” para la obtención de datos confidenciales a lo largo de todo el país;

Departamento de Propaganda (PRO): debe realizar todas las actividades que se relacionen con la difusión del MNSCH: folletos, conferencias, eventos, etc.

Departamento Administrativo (A): organiza el “servicio de tesorería” del movimiento. Vigila la administración de los locales nacistas y los servicios que manejen fondos;

Departamento de las Tropas Nacistas de Asalto (TNA): organiza las acciones del grupo de choque. El director de este departamento sustenta el grado de Brigadier General y es el encargado de las TNA a lo largo de todo Chile; Departamento de la Juventud Nacista (JNS): reúne a todos los jóvenes de 14 a 18 años que no cumplen con los requisitos, por razones de edad, para ser miembros activos del MNSCH” [3].

Historia electoral
Elecciones parlamentarias

El Movimiento Nacional Socialista participó de las elecciones parlamentarias de marzo de 1937. En aquella contienda electoral, su propaganda electoral se basó en atacar al gobierno de Alessandri y a sus principales figuras políticas, como el entonces Ministro de Hacienda, Gustavo Ross.

En estos comicios el movimiento logró la elección de tres diputados: Jorge González Von Marées; Fernando Guarello Fitz-Henry y Gustavo Vargas Molinare. El total de los votos que logro el movimiento fue de 14.235, equivalente a un 3,5% del total de los sufragios emitidos.

Representación parlamentaria del Movimiento Nacional Socialista de Chile

Año de
elección
N° de
votos
Diputados Electos
1937 14.235 3

Fuente: Cruz Coke (1984), p. 81.


Fuentes referenciales


Bibliografía general


Fuentes digitales


Bibliografía general
Bibliografía del partido


Notas
  1. Jiménez (1988) p. 103.
  2. Cortés; Fuentes (1967) p. 333.
  3. Moller (2000)p. 43.