Partidos políticos
1925-1973

Acto de clausura de congreso de Partido Comunista.
Congreso de Partido Comunista, al cual asisten Pablo Neruda, Luis Corvalán, Alejandro Toro y otros dirigentes.

Retrato de Carlos Ibáñez del Campo.
Presidente de la República de Chile General Carlos Ibáñez del Campo.

Eduardo Frei Montalva.
Presidente Frei Montalva en acto público.

Manifestaciones.UP.
MAPU, presente en celebraciones.

El panorama político durante esta primera etapa perdió el clásico prisma que lo originó, es decir, el sistema de partidos políticos ya no estaba solamente basado en partidos de notables, o de la elite nacional, pues observamos el nacimiento de los partidos políticos de masas. Dentro del sistema político social y partidario, se abrió paso de manera sostenida a un nuevo actor social: los partidos políticos de raigambre obrera. Al nacimiento en 1922 del Partido Comunista de Chile, se sumó en 1933 la fundación del Partido Socialista de Chile. La llegada de estos nuevos actores y su irrupción como actores electoralmente competitivos cristalizaron una nueva estructuración dentro del sistema de partidos políticos que fue latente hasta 1952.

Este fenómeno comenzó en 1931 luego de la caída del gobierno de Carlos Ibáñez del Campo, donde hubo un enorme auge de partidos políticos, inclusive surgieron alrededor de 27 nuevas colectividades políticas de mayor y menor alcance. El sistema de partidos políticos entre 1932-1952 estuvo profundamente atomizado y los partidos políticos tradicionales decimonónicos sufrieron importantes divisiones, fragmentándose y uniéndose muchas veces de acuerdo a las coyunturas críticas.

La creciente organización política de las clases obreras urbanas provocó que innumerables agrupaciones surgieran durante y luego del término del gobierno de Ibáñez, tal es el caso de la Unión Social Republicana de los Asalariados de Chile y la Confederación Republicana de Acción Cívica de Obreros y Empleados.

En 1935, al interior del Partido Conservador surgió la escisión que provocará el surgimiento de la Falange Nacional que en 1957 se convirtió en el Partido Demócrata Cristiano. En 1936, se fundó el Frente Popular, y prontamente se iniciarían los gobiernos radicales. La década de los cuarenta tuvo de igual manera una intensa proliferación partidaria. Durante este período agrupaciones o grupos de interés asociados a la elite económica, como la sociedad nacional de agricultura, confluirán en 1945, en el surgimiento del Partido Agrario Laborista. Las mujeres tendrán un segundo partido político, el Partido Femenino de Chile, fundado en 1946, y que tendrá representación parlamentaria cuando resultó electa María De la Cruz como la primera senadora del país.

Más adelante, luego de la promulgación de la Ley de defensa permanente de la democracia, en 1948, surgieron un importante número de nuevos partidos políticos, en su gran mayoría como escisiones de partidos ya existentes que tomaban una actitud a favor o en contra de esta medida. Surgieron entre otros: Partido Conservador Tradicionalista, Partido Conservador Social Cristiano, Partido Socialista Popular, Partido Radical Doctrinario. A pesar de la aparición de muchas colectividades políticas, podemos sostener que muchas de ellas fueron de relativa o menor importancia para el sistema político, y prontamente tendieron a desaparecer o ser cooptadas por su partido de origen.

En los años venideros, entre 1950 y 1970, la política de partidos basada de manera exclusiva en la temática de las clases sociales, dejó de ser prioridad del sector urbano y se fue desplazando al sector rural, surgiendo así una tercera coyuntura crítica que logró que los partidos políticos no tradicionales penetraran e influenciaran políticamente y electoralmente en sectores o bastiones antiguamente cooptados por las colectividades de derecha.

Al existente (desde 1957) Partido Demócrata Cristiano, surgieron en esta etapa el Partido Democrático Nacional en 1960, el Partido Democracia Agrario Laborista, Partido Nacional en 1966, el Movimiento de Acción Popular Unitario en 1969, la Izquierda Radical y la Izquierda Cristiana en 1971 entre otros.


En 1969 surgió la Unidad Popular, coalición de partidos de izquierda, de agrupaciones sociales y sindicales que llegó al gobierno con Salvador Allende como líder indiscutido. Sin embargo, el golpe militar de 1973 significó el fin del gobierno de la Unidad Popular, y además, el quiebre del sistema de partidos políticos.