Partidos Políticos



Desde sus orígenes los partidos políticos chilenos han sido claves para el desarrollo, funcionamiento y estabilidad del sistema democrático. Estas organizaciones surgen formalmente a mediados del siglo XIX, sin embargo desde la instauración de la Primera Junta Nacional de Gobierno, el 18 de septiembre de 1810, es posible constatar en la esfera pública las primeras tendencias o facciones políticas. Si bien carecen de planteamientos formales y difícilmente se les puede caracterizar como partidos políticos, representan las diversas posiciones de la clase dirigente en relación a la Corona en temas como la fidelidad hacia el rey de España, la preservación del régimen monárquico español y de sus instituciones, y la dependencia o autonomía de la Metrópoli.

  • 1810

    En Chile, este año, marca el inicio del proceso independentista y de una etapa de cambios en la institucionalidad política. Si bien no existieron organizaciones estructuradas como partidos políticos, será la época que se visualizarán las diferencias entre los distintos grupos que se irán distinguiendo según lealtades u oposiciones a la Corona Española.

  • 1811 - 1833

    Tras la instalación del Primer Congreso Nacional, visualizamos las primeras tendencias políticas, las que carecían de toda ideología formal, pero representaban la diversidad de opiniones en relación a la lealtad hacia el rey de España, y la subordinación o autonomía de Chile. En 1823 surgirían los bandos políticos, que tuvieron un rol destacado dentro del período de organización política de la república.

  • 1833 - 1891

    Los partidos políticos nacen como tales a partir de 1857, en gran medida debido al conflicto clerical-anticlerical, que opera como eje identitario hasta finales del Siglo XIX y comienzos del Siglo XX. Distinguimos en este período los partidos políticos Liberal, Conservador, Nacional o Monttvarista, Radical, Liberal Democrático (1876) y Democrático.

  • 1891 - 1925

    El conflicto social que emerge en las primeras décadas del siglo XX, la movilización de los sectores obreros organizados y la posterior incorporación del movimiento obrero al sistema de partidos, producen una reestructuración de fuerzas al interior de éste último. Destacan en el periodo las coaliciones, Alianza Liberal y Coalición Conservadora; y los partidos Liberal Democrático (1893), Obrero Socialista, Comunista de Chile y Cívico Femenino.

  • 1925 - 1973

    El ingreso de otros actores al sistema de partidos, sumado al contexto internacional propicia el desarrollo de variadas coaliciones partidarias, las cuales, en el marco de la Constitución de 1925 se disputan el poder político. Emergen nuevos partidos que adquieren representatividad, como el Partido Socialista de Chile, la Falange Nacional, posteriormente Partido Demócrata Cristiano. Por otra parte los partidos Liberal y Conservador se funden en el Partido Nacional (1966).

  • 1973 - 1990

    En septiembre de 1973 un golpe militar derroca al gobierno de Salvador Allende. A pesar de que la prohibición de toda actividad política, los partidos se alinean en función de su apoyo o su rechazo al régimen militar. En marzo de 1987 se rearticulan como organizaciones legales luego de la promulgación de la Ley Orgánica Constitucional de los Partidos Políticos.

  • 1990 - 2018

    Con el retorno a la democracia, los partidos políticos se organizan en dos grandes bloques que se mantienen hasta la fecha, la Concertación de Partidos por la Democracia y la actual Coalición por el Cambio. No obstante, descolgados de estos grandes pactos, se han formado nuevas colectividades políticas con pretensiones partidarias. En 2010, luego de 36 años, el Partido Comunista recupera su representación parlamentaria al pactar con el bloque concertacionista.